• Aina Mostert Ferrer

5 beneficios de la Terapia Asistida con Perros


Se le define como el mejor amigo de las personas, y todos los que tienen mascota lo consideran uno más de la familia, pero ¿cuáles son realmente los beneficios que aporta en un proceso terapéutico?


Para poder nombrarse proceso terapéutico o terapia debe haber un profesional sanitario, y cumplir ciertas características, como son: que haya un proceso de evaluación antes, durante y después del tratamiento, una programación y unos objetivos generales y específicos.


En la terapia asistida con animales siempre hay un mínimo de dos profesionales: por un lado, el sanitario que es el encargado de las actividades y de la seguridad de los usuarios, y por otro lado, el guía del animal. En este caso, el perro debe pasar por una serie de controles veterinarios que nos aseguran que está bien de salud, pero también debe pasar por unos entrenamientos y ejercicios. Uno de los fundamentos indispensables es que para el perro también debe ser una sesión divertida.


La combinación de la terapia asistida con perros y la terapia ocupacional ha resultado ser muy efectiva, ya que se pueden obtener algunos beneficios como:


  1. Reducción del nerviosismo, el estrés y la agresión. Se genera una reducción de la presión y la frecuencia cardíaca de la persona que acude a terapia. En relación a la agresión, está comprobado que se disminuye no solo la agresión hacia terceros, si no también las autolesiones.

  2. Mejora de las capacidades cognitivas. Las capacidades cognitivas son aquellas que hacen referencia a la memoria, atención, percepción, resolución de conflictos y comprensión, entre otras. Todas estas actividades las trabajamos desde una perspectiva divertida y de motivación para la persona, siempre es más entretenido hacerlo con un animal antes que hacerlo solo con objetos inanimados.

  3. Aumento de la motivación, la atención y la concentración. Diversos estudios han comprobado que las actividades que se realizan conjuntamente con un animal aumentan la motivación de las personas, por la alegría que transmiten. Además, esto implica una mayor concentración y atención.

  4. Creación de vínculos. En mi opinión, este es el más importante, el perro no juzga, nunca, por tanto, le da igual si la persona va en silla de ruedas, si le cuesta expresarse, si necesita muchas repeticiones para entender un ejercicio... No van a dejar de jugar ni pedir cariño por ser, lo que las personas consideran, diferente.

  5. Desarrollo de las habilidades sociales. Se genera una comunicación verbal y no verbal con el animal, en este caso, los perros entienden mejor la comunicación no verbal y los gestos.


¿Queréis saber más? En nuestro Facebook hemos incluido un video donde os contamos el proceso de la Terapia Asistida con Animales con un especialista en ello.


¿Acaso no son los perros nuestros superhéroes favoritos?




HORARIO 

Lunes-Viernes Cita previa

  • Facebook
  • Instagram

DIRECCIÓN

Calle Mayor 85 bajo

46190, Riba-Roja del Turia, Valencia. 

Nº colegiatura 282
Tlf. + 34 655 10 59 66
Email loremterapia@gmail.com